La trufa blanca de Alba (Italia) ya ha llegado a nuestra cocina. Es una trufa muy valorada y la más cara del mundo.

Se la compara con el diamante por el coste que tiene y debe su prestigio a la escasa accesibilidad y corta temporada de recolección.

Su olor es muy intenso y tiene un sabor muy potente y agradable.

Acabada de llegar de Italia, podéis disfrutarla acompañando los ñoquis melosos de patata y salsa de mantequilla y con otras elaboraciones que está preparando nuestro chef.